Certificado BREEAM

Realizamos certificaciones y generamos evidencias
BREEAM Nueva Construcción
BREEAM Vivienda
BREEAM Urbanismo
BREEAM en Uso

Origen y objetivo de la certificación

La certificación BREEAM fue creada en 1990 y es un sistema de evaluación y certificación de la sostenibilidad aplicable a edificios de vivienda, nuevos, rehabilitados o renovados, incluyendo viviendas unifamiliares y viviendas en bloque. Es aplicable también a edificios de terciario, oficinas, y centros comerciales tanto para nueva edificación como para edificios en uso.

BREEAM agrupa los criterios en 10 categorías. Dentro de cada categoría hay una serie de requisitos mínimos que hay que cumplir y una serie de criterios extraordinarios. Los puntos obtenidos en cada categoría pasan por un factor de ponderación medioambiental que tiene en cuenta la importancia relativa de cada área de impacto. Su efectividad se centra en aspectos como la energía, la salud y el bienestar, gestión, transporte, materiales, agua, residuos, contaminación, uso del suelo y ecología. La puntuación obtenida se representa de manera gráfica con hasta 6 estrellas.

BREEAM tiene sede en España, en el Instituto Técnológico de Galícia, por lo que todos los edificios ubicados en España son única y exclusivamente certificados desde España, con la consecuente adaptación del certificado al idioma, normativa y práctica constructiva de aquí. Una garantía de proximidad y agilidad en los plazos de respuesta para los Asesores y para el cliente final que les diferencia de otras certificaciones internacionales.

Areas de actuación

Gestión

Buenas prácticas de puesta en marcha, políticas aplicadas a la gestión de la construcción, manuales de funcionamiento, sistema de Gestión Ambiental en la construcción.

Materiales

Uso de materiales con un bajo impacto medio ambiental, reutilización de edificios existentes, aprovisionamiento responsable de materiales, etc.

Salud y Bienestar

Confort térmico, iluminación natural y artificial, calidad del aire, acústica, etc

Residuos

Gestión eficaz y adecuada, fomentar el uso de productos reciclados, premiar el espacio de almacenamiento interno/externo de residuos domésticos reciclables y no reciclables, etc.

Energía

Emisiones de CO2, iluminación e instalaciones eficientes, monitorización de la energía consumida, etc.

Uso del Suelo y Ecología

Reutilización de suelos previamente urbanizados/contaminados, protección de elementos de valor ecológico, generación de nuevos hábitats, etc.

Transporte

Ubicación/localización de la parcela, modos alternativos de transporte, acceso al transporte público, cercanía a servicios, etc.

Contaminación

Empleo de refrigerantes con bajo potencial de calentamiento global, instalaciones de calefacción con bajas emisiones de NOx, atenuación de ruidos y contaminación lumínica, etc.

Agua

Aparatos eficientes para el consumo del agua, monitorización de los consumos de agua, sistemas de detección de fugas, reutilización y reciclaje de aguas, etc.

Innovación

Herramienta fundamental para conseguir niveles cada vez más altos de sostenibilidad ambiental.

Proceso de certificación BREEAM

Pre-evaluación

El Asesor BREEAM® elegido por el cliente lidera un proceso de evaluación en el que todas las partes (promotor, equipo de diseño, contratista...) deben implicarse para alcanzar la mejor puntuación posible en el nivel de sostenibilidad del edificio, que da lugar a una clasificación de cinco niveles: Correcto, Bueno, Muy Bueno, Excelente y Excepcional.

Evaluación

El método de certificación se basa en la otorgación de puntos según el grado de cumplimiento de los requisitos establecidos en cada una de las 10 categorías evaluadas, y siempre en función de las evidencias aportadas por el Asesor BREEAM®.

Certificación

Se suman los puntos obtenidos en cada categoría, se aplica un factor de ponderación ambiental que tiene en cuenta la importancia relativa de cada área de impacto, y se suman puntos directos en el caso de existir una innovación o un rendimiento ejemplar en un requisito concreto.

Beneficios que garantiza la certificación breeam con Espai Energy

  • Garantía de eficiencia: un edificio BREEAM reduce el impacto medioambiental de la edificación y promueve la eficiencia energética con ahorros de consumo de entre un 30 y un 70%, con la consiguiente disminución de emisiones de CO2.
  • Ahorro en gastos de mantenimiento y funcionamiento de los edificios: un edificio BREEAM obtiene reducciones del gasto de agua de hasta un 40% y llega a disminuir los gastos de funcionamiento y mantenimiento hasta un 30%.
  • Aumento de la satisfacción y bienestar de los usuarios: mejora del ambiente interno y consecuentemente mejora de las condiciones de vida y trabajo de los usuarios de los edificios.
  • Valor añadido: incrementa la funcionalidad, flexibilidad y vida útil y aumenta el valor de los inmuebles en un 7,5%.

BREEAM vs LEED

  • Tanto el certificado BREEAM como el certificado LEED son métodos de evaluación con fines de sostenibilidad. Sin embargo hay una fina línea que los diferencia:
  • BREEAM fue el primer sistema diseñado para evaluar la sostenibilidad ambiental en las edificaciones y es el más importante en Reino Unido. Esta compuesto por una serie de asesores que son los encargados de aplicar los criterios de certificación. BREEAM se preocupa por la seguridad de peatones y ciclistas, la gestión del agua y la acústica del edificio.
  • LEED fue el primer sistema en evaluar la eco-eficiencia del edificio y trabaja en una política corporativa global, no forma a los asesores y es más generoso en sus puntuaciones. LEED se preocupa por la comodidad de las personas, los efectos nocivos de la contaminación, las consecuencias del calor y está indicado en aquellas infraestructuras en las que se promueve el uso de automóviles.
  • A pesar de su aparente rivalidad, nada más lejos de la realidad, ambos métodos conviven con sus características y condiciones y a la hora de elegir uno u otro se tendrá en cuenta el proyecto y sus necesidades.